¡Bienvenido/a queremos acompañarte!

La mejor manera de hacer terapia es desde el amor.
¡Nos importas tú!

Psicoterapia

La psicoterapia humanista integrativa tiene un enfoque desde el cariño y el amor.

Sexología

La terapia sexual te ayuda en bloqueos y dificultades sexuales.

Terapia de Pareja

Mejora la relación con tu pareja empezando por una buena comunicación.

Supervisión

Dirigido a profesionales, supervisión de casos en general, sexología y pareja.

Meditación

Un nuevo espacio donde estar, meditar, descubrirnos desde la calma y el amor incondicional.

Crecimiento Erótico

Supera tus dificultades sexuales compartiendo en un espacio terapéutico tus vivencias.

Mediación Familiar

Te ayudamos a resolver conflictos de familia desde la mediación y el respeto.

Grupo de Terapia

Expresa tus preocupaciones, adquiere herramientas y mejora tu estabilidad personal.

Terapia Chat

Si eres de los/as que prefieres hacer terapia por chat, te ofrecemos esta solución.

Ruth González terapia es un centro sanitario habilitado por la Comunidad de Madrid.

Número de registro CS16308

Visita nuestro blog

Blog sobre psicología, sexología y terapia de pareja. Artículos y reflexiones que fluyen desde nuestras entrañas.

Para ser feliz necesito tener pareja

Evolución del concepto “tener pareja” Este término ha pasado por diferentes estados a lo largo del tiempo, de las diferentes culturas y de las distintas sociedades. Recordemos que, con anterioridad, no estaba contemplado que un hombre o una mujer estuvieran solteros/as, que no formaran una familia y que no vivieran juntos/as. De eso ya hace […]

El virus de la soledad

Llevamos hablando sobre el coronavirus (Covid-19) mucho tiempo, más del que nos gustaría a todos/as, pero en esta ocasión queremos profundizar en cómo puede afectar emocionalmente a las personas que se contagian del virus, no desde un plano fisiológico sino desde la parte psicológica. El virus de la soledad Una de las primeras medidas que […]

Emoción o sentimiento

Emoción y sentimiento son dos palabras frecuentemente utilizadas de forma equivocada como sinónimos en nuestro día a día, a pesar de que realmente se trata de dos conceptos diferentes. Hoy vamos a ver en qué se diferencian estas dos palabras y qué significa cada una de ellas, para así poder introducirlas correctamente en nuestro diccionario […]

Preguntas frecuentes

Muchas veces, antes de decidirnos del todo a contactar con un/a terapeuta, necesitamos ampliar información sobre lo que vamos a encontrarnos, calmar nuestro miedo ante lo desconocido y motivarnos para finalmente dar el paso y comenzar un proceso terapéutico.

Un/a psicólogo/a te acompaña en tu proceso de darte cuenta de aquellos patrones o situaciones que se repiten en tu vida y que te están generando malestar. A veces quieres cambiar determinadas formas de sentir, de estar, de hacer, … pero esto te asusta, sientes miedo por el hecho del cambio, aunque, en realidad, lo que ocurre en la terapia es que te encuentras con una mejor versión de ti mismo/a.

A través de la relación terapéutica con el profesional de la psicología, aprendes nuevas alternativas de relacionarte, contigo y con los demás, otras formas diferentes de pensar, de sentir, … De este modo te colocas en un lugar distinto al que anteriormente estabas, cambiando ese malestar por un nuevo bienestar.

Como en cualquier proceso, el aprendizaje y el cambio son graduales, con el ritmo y la profundidad que la persona puede sostener, sintiéndose en todo momento en un lugar seguro.

En cada sesión se explora y se trabaja con lo que cada uno/a necesita, sin exigencia y sin presión.

Desde el modelo humanista, con el que nosotras trabajamos, te acompañamos a mirar, reflexionar y revisar lo que necesitas, para que puedas ir eligiendo qué “ingredientes” particulares y exclusivos quieres añadir a tu día a día.

Resumiendo, no hay receta alguna.

No, señala aquellas situaciones, emociones, pensamientos, comportamientos, etc. que aparecen en sesión y que se repiten, profundizando en el significado que tiene para la persona, revisándolos y preguntándole por la funcionalidad que tienen en su vida.

De este modo, la persona que está en terapia, acaba viendo el cambio que necesita para mejorar la situación y comienza a movilizarse para conseguirlo.

Tendrás tu espacio de confianza en el que sentirte seguro/a, acompañado/a en todo momento por alguien que sostiene las situaciones que más puedan incomodarte o asustarte.

Escucha tu dolor, apoya tu proceso y atiende tu bienestar.

Al igual que sucede con las demás personas con las que te relacionas, la confianza surge por el tipo de vínculo que se crea. Por lo tanto, es importante que, en terapia, tengas la sensación de sentirte comprendido/a, escuchado/a, no juzgado/a y que sientas “feeling” ante el /la terapeuta. Lo importante es sentirte seguro/a.

Depende de la persona. Cada persona aprende de una forma distinta, cada una quiere llegar a un sitio y necesita un ritmo y un proceso diferente.

En la entrevista inicial o en las primeras sesiones de evaluación se valora la idoneidad de que acudas solo/a o si es necesario que te acompañe tu pareja. Todo depende de la demanda, de las características de las personas y lo que haga más fácil el proceso.

Favorecemos que la persona esté tranquila, en un espacio seguro, y que se sienta bien para contar lo que necesite. Desde el respeto, adaptamos el trabajo al ritmo que la persona puede llevar.

 

Durante la terapia aportamos recursos prácticos, reflexivos, individualizados, que la persona puede ir incorporando en su vida cotidiana, según el momento del proceso en el que se encuentre y dependiendo de sus características. 

 

 

Colaboramos en lugares maravillosos

Espacio abierto

Siéntete completamente libre de expresar cualquier duda o comentario que puedas tener. Lo recibiremos con los brazos abiertos y te responderemos de la manera más rápida posible.